Antes de morir, pidió un solo deseo: reencontrarse con su perro

Hay amistades que son más fuertes que la enfermedad y el olvido.

Este fue el caso de John Vincent, un excombatiente de Vietnam de 69 años que, en su lecho de muerte, pidió solo una cosa: reencontrarse con su querido perro Patch.

Vincent, que no tenía familiares en la zona, debió separarse de su mascota cuando fue internado en el Centro Médico de Asuntos de Veteranos Raymond G. Murphy de Albuquerque, Estados Unidos.

Las autoridades de ese hospicio contactaron rápidamente al Albuquerque Animal Welfare, el refugio donde Patch, un perro de seis años mezcla de Yorkshire Terrier, había ido a vivir luego de la internación de su padre humano.

Rápidamente, ambas instituciones coordinaron el reencuentro. “Patch parecía saber a dónde iba -dijo Danny Nevarez, director del refugio, al Albuquerque Journal-. Él simplemente comenzó a gemir”.

Una vez en la habitación, Patch se abalanzó sobre Vincent y comenzó a lamerle la cara y el cuello. “Sí, ese soy yo, soy papá”, le dijo el hombre con un hilo de voz. El perro permaneció junto a él todo el día, hasta que dio su último respiro.

“Estaban tan felices de verse y decirse adiós. Fue un honor hacer realidad el deseo final de este veterano”, escribió el refugio en su página de Facebook. Patch, por su parte, ya consiguió un nuevo hogar con una familia dispuesta a ayudarlo a superar su dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com